El lado escondido del flamante presidente.

Por Ramallo Informa







Dicen que ningún candidato llega a ganar elecciones sin meter basura bajo la alfombra. Probablemente sea cierto, aunque me gustaría pensar que no es así. Esta nota muestra a Macri en los hechos, más allá de Boca Junior y el metro bus, y antes de la concreción de sus promesas de un país mejor. Apenas podemos desde lo lejos, levantar un poquito la alfombra, y lo que se ve es lo esperable: mugre. Hay hechos, datos que nadie reúne para mostrarlos a los ciudadanos de la Argentina que viene, ni siquiera el periodismo K. Es más fácil ir tras discusiones patéticas e infructuosas que pronto solo serán tristes anécdotas, insignificantes frente a la realidad que deberemos enfrentar, nos guste o no. Que esta información sirva para que estemos atentos, nada más. De ninguna manera podemos perder las esperanzas de un futuro promisorio, ni dejar…

Este fue Macri al frente de CABA. DATOS IRREBATIBLES:Aumentó el subte 309 por ciento en dos años de gestión. Incrementó la deuda de la ciudad de Bs As en un 227%. Prometió no aumentar los impuestos, pero incrementó el ABL, ingresos brutos y sellos y por supuesto mintió. No invierte en viviendas. Algunos programas, como “Mejor Vivir” y “Vivienda porteña”, llevan un récord de cero pesos ejecutados. En el de “rehabilitación de conjuntos urbanos” utilizaron 4,9 millones de los 123 que hay en el área. Es el 3,9 por ciento del total. Problemas habitacionales: sólo el 5% de los pedidos encuentra solución. No cumplió con su promesa de urbanizar las villas: Más de 275.000 personas viven en villas en la Capital Federal, lo que representa un 10% de la población total. Vetó una ley que buscaba informar sobre la gestión del Instituto de la Vivienda que apuntaba a lograr transparencia de su gestión otorgando suficiente publicidad a todos sus programas y operatorias de acceso a la vivienda y/u otorgamiento de créditos. Vetó la ley que prorrogaba la emergencia habitacional de la Ciudad, habilitando así el desalojo de familias de bajos recursos que ocuparan edificios del Estado porteño: Su principal argumento, absolutamente inconsecuente con la política de vivienda llevada a cabo bajo la gestión PRO, fue que estas familias se merecían mejores condiciones habitacionales. Por eso es mejor que no tengan nada.

 Educación Pública en la Ciudad: proyectos inconclusos y caída presupuestaria.  Cerró de Grados y Cursos enteros porque faltaban algunos alumnos para completar matriculas de 25 por aula. El ministerio de educación de la Ciudad de Buenos Aires dispuso el cierre de unos 143 grados en primaria, 53 divisiones en secundaria y otras 25 secciones en escuelas técnicas de la Ciudad. A mediados del año 2010, Mauricio Macri comentó y publicó desde la web del Gobierno de la Ciudad que consideraba “prioritario recuperar la educación pública gratuita y de calidad” en el marco de la presentación de un plan de obras de infraestructura escolar con una inversión de más de $ 300 millones. Concretamente, en ese entonces se hablaba de alrededor de 15 escuelas. Construyó solo 13 escuelas nuevas desde que gobierna la Ciudad, muy lejos de las 36 escuelas que sostiene que edificó, la mayoría provienen de la gestión anterior y fueron financiadas por la Nación e incluso por un shopping.

Compró notebooks tres veces más caras de lo que sale en el mercado. No cumplió con la ley de accesibilidad en las escuelas para niños discapacitados, aun cuando significaban inversiones mínimas para rampas o elevadores. Incumplió el dictamen judicial de brindar accesibilidad en todas las escuelas, faltando inclusive a su promesa de campaña. El 95% de las escuelas privadas y 75% de las públicas porteñas no cumplen ni siquiera con condiciones mínimas de accesibilidad.   Macri fomenta la desigualdad al entregar subsidios a colegios que cobran cuotas de hasta $1600. . Parte del aporte estatal destinado a educación de gestión privada contribuye a profundizar desigualdades educativas entre los sectores más pobres y ricos de la ciudad”.

No cumplió con el desarrollo de educación sexual planteada: Se ejecutó sólo un 0,1% sobre un presupuesto de $ 2,9 Millones, dejando de lado graves problemas en los jóvenes: sida, embarazos no previstos en adolescentes y los riesgos a la salud de las mujeres por  abortos mal realizados, y otras enfermedades de trasmisión sexual. Eliminó los subsidios para las cooperativas escolares. Bajó la calidad de las viandas en los comedores escolares y es insuficiente el sistema de transporte escolar gratuito.

Vetó la ley 3247 que clarificaba condiciones de financiamiento de becas a estudiantes. El PRO decidió aplicar una reducción presupuestaria del 18,5% para el Hospital Juan Garrahan.

En general casi todos los hospitales públicos no tienen insumos. Vetó una ley que permitía la producción estatal de medicamentos para abastecer al sistema de salud pública:  La ley 2566, votada a fines de 2007 por la Legislatura, fue vetada por Macri con el principal argumento de que “no es viable en el contexto y las condiciones previstas”. La ley proponía la creación de un laboratorio estatal que fabricara medicamentos para ser dirigidos exclusivamente al sistema de salud estatal (recordemos que hoy día faltan medicamentos en muchos hospitales públicos de la Ciudad).

La Justicia presentó habeas corpus contra Macri por privación ilegítima de la libertad en niños con alta médica en hospitales psiquiátricos. El Hospital Neuropsiquiátrico Borda en muy bajas condiciones. El borda, más de noventa días sin gas. Cerró un centro de rehabilitación donde se asistían a 500 chicos discapacitados. No cumplió su promesa de construir el hospital de Lugano.  No garantiza que las ambulancias del SAME ingresen a las Villas: El recurso legal solicitó al gobierno porteño la prestación “irrestricta y oportuna del servicio de ambulancia” del SAME en el asentamiento habitado por más de 25 mil personas. Pone en riesgo de mala praxis a los porteños atendidos en hospitales públicos: el servicio de anestesiología del Hospital de Quemados no cumple con las normas básicas de equipamiento anestesista. Deja a discapacitados bajo línea de pobreza. No cumple con las normas de Hogares de Niños: Los “Hogares de niños” (99 entidades) de la Ciudad de Buenos Aires, pese a recibir ingresos mensuales por niño, plantearon su imposibilidad de cumplir con las normas de habilitación.

No brinda acceso a la información. Vetó dos leyes que hubieran mejorado el acceso a la información para personas ciegas: la Ley 3090 (Decreto Nº 673/09 B.O 11/08/09): Ley de Defensa del Consumidor – Trámites en Sistema Braille.

Delega políticas para niños, niñas y adolescentes, responsabilidades del Estado en manos privadas. Vetó una ley que cedía terrenos debajo de la autopista 25 de Mayo al Sindicato del Seguro con el fin de fomentar actividades sociales, culturales y deportivas. Renovó el subte con coches de más de 30 años destinado a chatarra: Casi un tercio de los coches que compró el gobierno de la ciudad de Buenos Aires para renovar la flota de subterráneos son de viejas formaciones japonesas o españolas, con más de 30 años de antigüedad.

Incumplió promesas sobre Subtes. Dejó de lado su obligación de fiscalizar aplicación de ascensores para discapacitados. Sigue sin cumplir con los ascensores en estaciones de subte. No se encargó de los pasos a nivel prometidos. No hay planos de la ciudad bajo las calles. No hay controles edilicios. Vetó la ley de zonificación (surgida de una iniciativa vecinal), que limitaba la construcción de edificios en altura en Caballito.

A pesar de haber prometido en su campaña que regularía fuertemente la publicidad oficial, Macri vetó (parcialmente, en sus artículos clave). La Justicia lo obligó a eliminar propaganda con datos falsos sobre sueldos docentes. Echó a 41 músicos del Teatro Colón. Cerró más de 500 talleres gratuitos. Utiliza los edificios públicos para hacer fiestas privadas. Vetó la ley para realización de murales y creaciones artísticas en CABA.

Talleres clandestinos con trabajo esclavo: Macri desactivó el proceso iniciado en 2006 con Telerman, que consistía en los allanamientos de talleres clandestinos en búsqueda de trabajo esclavo. Dio marcha atrás a una ley orientada a dar un espacio formal y regular la actividad de vendedores de manualidades y artesanos: esta norma apuntaba a dar un orden y espacio a los artesanos para trabajar y ofrecer sus manualidades. Desestimó y vetó Ley 3268 que planteaba la creación de un registro de ex presos políticos entre 1955 y 1983. Vetó una ley para la prevención de la tortura y otros tratos inhumanos en la Ciudad.  Vetó la ley 3335, que premiaba a instituciones que luchen por los derechos de sobrevivientes de violencia de género. Vetó una ley que creaba un fondo para la localización y restitución de niños secuestrados y/o nacidos en cautiverio en Argentina. Ley de Basura Cero para la Ciudad, una promesa aún pendiente e incumplida.

Opinion de un lector:

Al final Macri hizo lo que siempre hace: le echa la culpa a los demás… Hace unas semanas nada más estaba en el debate diciéndole mentiroso a Scioli cuando le preguntó quién va a pagar el ajuste y la devaluación… La respuesta fue “no vamos a hacer nada de eso”…. El día llego, y lo peor es que estábamos avisados. Huir del populismo y la corrupción a cualquier precio, tal vez no sea la mejor solución. Pero la mayoría ya dió su dictamen.

  • Politica
  • Destacada
  • Informes Especiales




    Te podría interesar

    Don`t copy text!